Reto Iberdrola arrancó con muchos candidatos para dos plazas

Reto Iberdrola se puso en marcha con sólo dos plazas de ascenso, una por cada grupo, y muchos candidatos. En el norte, tres descencidos y equipos con solera, en el sur, un descendido y varios conjunto que llevan años buscándolo.

reto Iberdrola
Granada, Espanyol, Logroño, Depor o Elche, candidatos.
Aimara G. Gil (@AimaraGGil) | 05/09/2021 - 20:12h.

Reto Iberdrola se puso en marcha con sólo dos plazas de ascenso en juego, una por cada grupo. Un único premio para demasiados candidatos. Arrancó el campeonato con victorias de los favoritos y pocas sorpresas. Con 30 jornadas por delante y mucho en juego...

Grupo Norte

Es el grupo de la muerte. Tres de los cuatro descendidos cayeron en este grupo. Deportivo, Logroño y Espanyol intentarán retornar a la máxima categoría cuanto antes y para hecho han armado proyectos ganadores que han debutado todos con victorias. El Depor venció al siempre difícil Barcelona B; el Logroño ganó en casa del Pradejón; y el Espanyol hizo lo propio a domicilio contra el Racing. Pero no son los únicos que buscan la gloria del ascenso. Osasuna se quedó a las puertas el pasado curso y empezó ganando al Sporting de Gijón con autoridad. Otros como Oviedo, Zaragoza CFF o Levante Las Planas, primer líder, quieren regresar a la élite. No será fácil en un grupo en el que los filiales de Barcelona, Athletic y Atlético dan un plus de calidad y competitividad.

Grupo Sur

Parece más asequible este grupo, sin embargo también estará muy cara la plaza por el ascenso. Al Santa Teresa, que descendió el pasado curso, se unen proyectos como el del Granada, Córdoba, Fundación Albacete, Alhama, Cacerecño, Elche y los siempre complicados equipos canarios. El conjunto de Badajoz empezó ganando por la mínima al Castellón. También vencieron el Granada, primer líder, al Femarguín; el Córdoba venció en un duelo directo por estar arriba al Fundación Albacete; y el Alhama se llevó el duelo contra el Elche. Granadilla B, Betis B y Madrid CFF B le dan también la sorpresa de los siempre complicados filiales.